Jan 01
Diálogo con Cristo
Gracias, Señor, por llamarme por el nombre que me diste en mi bautismo. Me conmueve que me conozcas y me quieras así. Permíteme Señor merecer este nombre cristiano para ser un buen misionero de tu Palabra.
Señor, acepto con alegría la misión que me encomiendas día a día y ruego al Espíritu que me guíe en su cumplimiento. No la puedo cumplir sin ti. Acompáñame por favor en todo momento.

P. Marie