A la Virgen de Guadalupe por las epidemias

¡¡Oh Virgen Guadalupana y médica celestial, líbranos de la epidemia y de pecado mortal.!!

Mi corazón en amarte eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte ¡Madre Mía de Guadalupe! Pues en Guadalupe se halla remedio a las aflicciones, ¡Líbranos oh Dulce Madre de la peste y los temblores!(y de toda pandemia y desastre natural)

Madre mía de Guadalupe por tus cuatro apariciones humildemente pedimos, remedies nuestras aflicciones.

Amén.

A nuestra Madre por el COVID

Madre de Dios y Madre nuestra,

implora al Padre de misericordia

que esta dura prueba

termine y que

volvamos a encontrar

un horizonte

de esperanza y amor.

– Papa Francisco