La mayoría de nosotros estamos aislados. Y uno de las cosas que más extrañamos es conversar con un sacerdote amigo o con una hermana religiosa. Sus consejos, luces, y reflexiones eran (y son) muy importantes para nuestro camino de fe.

Por eso quiero contarles de una aplicación llamada «Amen». La descubrí hace unos días y me parece súper relevante para las necesidades de acompañamiento que estamos viviendo los católicos en el mundo.

Esta iniciativa genial fue creada por Ciro Duarte, quien se preguntó cómo poder usar las nuevas tecnologías de la comunicación al servicio del Evangelio.

Así fue como desarrolló lo que hoy es «Amen», una app de acompañamiento pastoral que ya cuenta con la complicidad de más de 800 religiosos de todas partes del mundo.

¿Por qué me gusta tanto «Amen»?

Lo que me encanta de la aplicación es que permite tener ese diálogo íntimo con un religioso sin salir de casa. Me resulta súper útil sobre todo en estos tiempos de pandemia.

Lo interesante es que no me responderá cualquier religioso, sino que gracias a un algoritmo de geolocalización, me responderá el que esté más cerca de mi ubicación.

AmenApp AndroidAmenApp Iphone